D

e acuerdo a la Enciclopedia Folclórica Chilena y otras fuentes de información, la palabra “potrillo”, además de referirse a un potro menor de 3 años de edad, es un chilenismo que significa “Vaso grande”, por lo común de vidrio, usado para ingerir bebidas cuyas cantidades deben ser considerables para alcanzar su efecto, o bien estar destinadas a un consumo habitualmente colectivo, como ocurre con el chuflai o el pigüelo, en el primer caso, y con el ulpo, muy a menudo en el segundo.

El pigüelo es una bebida conocida en el centro de Chile que se prepara con vino o chicha y harina tostada de trigo o de maíz, agregándose azúcar a voluntad del consumidor.

Chile y particularmente el valle del Aconcagua, gracias a sus largos y calurosos veranos, brisas costeras frías y el derretimiento de nieve que sirve como riego natural, lo convierten en un paraíso de elaboración de vinos según una gran cantidad de expertos internacionales.